domingo, 26 de febrero de 2012

Shame

Tremenda película. El director Steve McQueen realiza una película dura, incluso incómoda a veces, pero fantásticamente rodada. La historia transcurre en Nueva York y el protagonista Michael Fassbender encarna magníficamente a un tipo cuya única satisfacción y obsesión es el sexo. Todo gira en torno a ello en su vida cotidiana, pero sobre él planea constantemente la insatisfacción personal, la amargura por no saber cómo disfrutar la vida más allá del sexo físico de un modo sórdido y frío, y todo ello va evolucionando en la película de un modo magistral. El filme está rodado mostrando escenarios neoyorquinos grises y húmedos, y el director maneja los silencios, las miradas, la tensión y las conversaciones con maestría. La joven actriz Carey Mulligan vuelve a trabajar muy bien y lleva dos buenos trabajos este año tras verla en "Drive". Incluso canta una excelente, lenta y amarga versión de "New York, New York" de una manera impresionante. Gran película, aunque eso sí, para ver con las baterías cargadas de energía positiva.

Nota: 9 (de 10)

Mi semana con Marilyn (My Week with Marilyn)

Aunque esta película pueda parecer un biopic sobre la vida de Marilyn, realmente no es así. El filme cuenta tan sólo un breve periodo de su vida en 1956 -una semana- en la que la estrella viajó a Inglaterra para rodar "El príncipe y la corista" junto a Sir Laurence Olivier y en la que, debido a su inseguridad y a sus desesperados intentos por ser una gran actriz más allá de su típica imagen de bomba sexual, vivió un pseudoromance con un joven y novato ayudante de dirección inglés -escritor del libro en que el filme está basado-. La recreación de la época, entorno y personajes es magnífica, y la actriz Michelle Williams se mimetiza con Marilyn de modo increíble -incluyendo algunos estupendos números musicales-, aunque a pesar de su enorme esfuerzo muchas veces cuesta creer que físicamente se trata de la estrella. Kenneth Branagh da vida a su propio ídolo shakespeariano Laurence Olivier de modo muy convincente y en general los personajes están bien trazados. Es curioso ver escenas de "El príncipe y la corista" calcadas de la original. Es un gran trabajo.

Nota: 7 (de 10)

Young Adult

Una película que mezcla magistralmente la comedia con interesantes toques dramáticos. El director Jason Reitman y la guionista Diablo Cody vuelven a trabajar juntos desde que nos regalaran la magnífica "Juno" en 2007. Reitman, que ya entró en el duro tema de la reflexión y el análisis personal sobre la propia vida y los caminos tomados a lo largo de los años en la estupenda "Up in the Air" (2009), vuelve a tratar ese tema permitiendo a Charlize Theron realizar uno de sus mejores trabajos desde "Monster". La historia mezcla la inmadurez emocional, la insatisfacción y el deseo de vivir una vida distinta a la propia, en este caso mostrando el desesperado y patético intento de la protagonista, la típica reina del baile años atrás, por tratar de recuperar a su antiguo novio del instituto cuando se entera de que éste acaba de ser padre en su feliz matrimonio, viajando al pueblo de su infancia. Una buena película de personajes donde los secundarios, Patrick Wilson, Elizabeth Reaser o Patton Oswalt, también trabajan muy bien.

Nota: 8 (de 10)

domingo, 19 de febrero de 2012

Infierno blanco (The grey)

Un filme que vuelve a traer a las salas la temática de la supervivencia y la autosuperación. En este caso un grupo de trabajadores de una compañía petrolífera perdidos por accidente en la helada y salvaje Alaska. El director Joe Carnahan, que ya nos regaló alguna entretenida película sobre los bajos fondos como "Ases calientes (Smokin' Aces)", trabaja de nuevo con Liam Neeson -quién vuelve a interpretar a un aparente tipo normal con gran experiencia oculta para desenvolverse en situaciones difíciles-. El director trata de mostrarnos el estado de ánimo complejo y atormentado de los protagonistas como razón para trabajar en Alaska. Eso hace que algunos flashbacks no siempre encajen muy bien en las escenas de acción y de supervivencia, a veces brutales y bien rodadas, pero se agradece el intento de profundizar en los personajes. El filme bebe de películas como "Viven", "Camino a la libertad" o incluso "La cosa" de John Carpenter. La fotografía de parajes de Alaska no es lo mejor de la película y durante la segunda mitad el ritmo de la historia se ralentiza, lo que hace perder enteros al filme. Pero no es mala película.

Nota: 7 (de 10)

El invitado (Safe House)

Un nuevo thriller de espionaje con agentes de la CIA. El filme tiene buen ritmo casi desde el inicio y la historia está bien construida. La posible pega es que ya hay muchas otras películas de este tipo rodadas últimamente, pero aún así se deja ver bien. Denzel Washington hace un buen trabajo y se nutre de sus propios papeles ya realizados en filmes como "Training Day", el otro protagonista Ryan Reynolds cumple también y está a la altura. Los secundarios Vera Farmiga, Brendan Gleeson, Sam Shepard o Robert Patrick también dan el tipo. La película tiene energía y suficiente acción como para gustar a los amantes del genero, hay amagos de denuncia política y es interesante ver una trama que transcurre íntegramente en Sudáfrica. Habrá que estar pendiente de los futuros trabajos del director Daniel Espinosa.

Nota: 7 (de 10)

jueves, 16 de febrero de 2012

La guerra de las galaxias. Episodio I: La amenaza fantasma 3D (Star Wars. Episode I: The Phantom Menace 3D)

Al tratarse de un mero reestreno del filme, no hay ninguna sorpresa que no se haya visto ya. Pero sí es importante destacar el nuevo formato. La calidad del 3D realizado por los equipos de George Lucas es magnífica. Es un trabajo cuidado con gran esmero, y salvo algún que otro pequeño error muy puntual y difícil de detectar, la adaptación a las tres dimensiones de la película originalmente rodada en 2D es perfecta -nada que ver que la chapuza de "Furia de Titanes"-. El hecho de disfrutar las bien conocidas escenas, los personajes, naves, batallas y demás típicos ingredientes de Star Wars viéndolo todo en 3D es increíble, y eso que éste es simplemente el primer episodio -el peor de toda la serie-, no quiero ni pensar cómo será saborear así, en cuanto lo reestrenen, el "Episodio IV: Una nueva esperanza", el original de Star Wars de 1977.

Nota: 7 (de 10)

viernes, 10 de febrero de 2012

J. Edgar

De nuevo tenemos un biopic de un personaje que marcó el siglo XX. En este caso se trata el creador y director del FBI J. Edgar Hoover. Como en el caso de "La dama de hierro" la historia se narra a través de la propia visión de Hoover y desde la vejez, recordando las etapas pasadas y de juventud. Todo está muy bien contado, con el buen oficio habitual de Clint Eastwood, y a pesar de que la acción transcurre saltando incesantemente y avanzando durante varias décadas, no es posible perderse. El uso de flashbacks es muy correcto y mezcla muy bien la historia policial, política e incluso personal con una larga historia de amor realmente emocionante. Leonardo DiCaprio está fantástico durante toda la película, y el resto de actores Naomi Watts, Josh Lucas y demás de secundarios no desmerecen en nada. Un problema a destacar es el maquillaje de los actores cuando se supone que son mayores -especialmente en el caso de Armie Hammer-, que a veces hace difícil creerse el papel del esforzado actor. La ambientación de cada época es también magnífica. En definitiva una buena película.

Nota: 7 (de 10)

viernes, 3 de febrero de 2012

Moneyball: Rompiendo las reglas (Moneyball)

Una buena historia basada en un hecho real que muestra cómo a veces es necesario y bueno romper las viejas y trilladas costumbres utilizando para ello el talento, la inteligencia y en este caso apoyándose en la ciencia y las matemáticas, cambiando con ello el modo de hacer las cosas. Brad Pitt trabaja muy bien, aunque a veces uno tiene la sensación de verle interpretar un registro que ya conocemos bastante y que hemos disfrutado de él en otras películas. Sin embargo Philip Seymour Hoffman interpreta un secundario -que no aparece en escena demasiado- y que sorprende muy positivamente porque no tiene nada que ver con sus anteriores trabajos. Y por supuesto es interesante ver al joven Jonah Hill realizar un buen papel "serio" tras aparecer en tantas comedias de estilo Judd Apatow. Algo positivo a destacar es que aunque la película transcurre en el universo del béisbol americano, el director Bennett Miller no se recrea con escenas del juego -para tranquilidad de los que nos les guste o no lo entiendan este deporte-, sino que la acción transcurre casi siempre en la trastienda del mismo. No es una obra maestra, pero es un filme recomendable.

Nota: 7 (de 10)

Underworld: El despertar (Underworld: Awakening)

Otra película creada con estética de vídeojuego, hasta el punto de que la introducción inicial del filme podría ser perfectamente utilizada para una versión jugable de PlayStation 3 o Xbox sin tener que tocar nada, literalmente hablando. Realmente se trata de una digna cuarta parte de la saga "Underworld", que vuelve a recuperar a la heroína original Selene, interpretada por una espectacular Kate Beckinsale que parece embellecer con el paso de los años. Ella "es" la película y se nota su experiencia tras trabajar en su primera y segunda parte en 2003 y 2006. Los secundarios trabajan bien, la atmósfera gótica, azulada, fría y húmeda está realmente trabajada y es interesante. Las escenas de acción son impactantes y el 3D es bastante aceptable. Lo malo es que la historia parece que ya la hayas visto antes, pero se agradece ver vampiros y licántropos en acción con un aspecto más terrorífico que el de la saga "Crepúsculo". A los consoleros y góticos les encantará, aunque para el público en general la puntuación que le doy es un...

Nota: 6 (de 10)