sábado, 22 de febrero de 2014

Her

Se trata de una sorprendente película de Spike Jonze, cuyas pasadas cintas -"Cómo ser John Malkovich" (1999) o "Adaptation (El ladrón de orquídeas)" (2002)- cosecharon buenas críticas. El director parte de su propio cortometraje "I'm Here" rodado por él en 2010 y describe algo que llegará socialmente de modo inevitable en unos años, el amor entre una persona y su sistema operativo -una especia de Siri muy avanzado-. Lo que podría perfectamente haber sido una temática frívola y banal, se convierte aquí en una historia de una profundidad y de un recorrido emocional magnífico. Una gran parte de esto se debe al estupendo trabajo de guión del propio Spike Jonze, que muestra un futurista -aunque cercano- mundo hipercomunicado, en el que sin embargo sigue existiendo la soledad, la dificultad de relacionarse, de enfrentarse a los propios sentimientos, el amor real, el cariño y la incapacidad recurrente para encajar con alguien. Al ver la película, es inevitable pensar que al igual que los ordenadores actualmente son capaces de calcular millones de veces más rápido que un ser humano, cuando estos aprendan a sentir, también su capacidad para ello será enormemente superior, lo que no permitiría un fácil encaje con una pareja humana. La otra parte que eleva esta estupenda obra es el excepcional trabajo de Joaquin Phoenix que convence totalmente durante toda la trama. El sistema operativo está interpretado por Scarlett Johansson en la versión original y acompaña de modo magnífico con su sensual voz. Y no hay que olvidar la gran y tierna interpretación de Amy Adams. Todos ellos, enfundados en una especie de vestuario vintage que curiosamente encaja bien con los decorados de cierto toque futurista. Si el metraje hubiera sido algo más corto, la película sería perfecta, no obstante sin duda es una grandísima cinta.

Nota: 8 (de 10)

sábado, 15 de febrero de 2014

Alabama Monroe (The Broken Circle Breakdown)

Esta producción que llega desde Bélgica -nominada a Mejor película de habla no inglesa en los Oscar de 2013- cuenta la peculiar historia de amor de una pareja -Elise y Didier- y de la pequeña hija de ambos, todo ello envuelto en la fantástica música bluegrass que ellos mismos interpretan como parte de un grupo admirador de la música acústica norteamericana. Hay momentos con gran carga dramática -a veces recuerda a filmes como "Camino" (2008)- y otros que rebosan ilusión y ternura. El trabajo de los actores rebosa naturalidad y eso es de agradecer. El director Felix Van Groeningen, ha sabido manejar bien todo el conjunto, incluyendo una buena fotografía y banda sonora, y cuenta una historia con delicadeza y buen hacer en la que además se retrata un -quizá demasiado facilón- enfrentamiento entre ciencia y fé. Gran película que toca la fibra del espectador.

Nota: 7 (de 10)

Robocop

27 años después de la película original "Robocop" (1987) de Paul Verhoeven, convertida ya en clásico de la ciencia ficción, el brasileño José Padilha -director cintas como "Tropa de Élite" (2007)-, se ha atrevido a realizar un remake con un resultado más que digno. La nueva versión pierde esa mentalidad de oscuridad, soledad, suciedad y sordidez ochentera de la primera y se centra mucho más en las consecuencias y problemática familiar del policía Murphy que en la mera crítica política. El director muestra un Robocop modernizado y -de modo inteligente- incluye varios factores más frescos que compensan de algún modo la pérdida. Se trata de una película más luminosa y con buenos efectos especiales. El elenco de actores es estupendo y trabajan todos realmente bien, incluyendo al protagonista Joel Kinnaman -cuya labor sustituyendo a Peter Weller no era fácil-. Todos, Gary Oldman, Michael Keaton, Abbie Cornish, Samuel L. Jackson o Jackie Earle Haley cumplen más que dignamente. Con todo ello, el resultado evita pensar que esta nueva cinta pueda ser un sacrilegio. Es una buena película de acción futurista.

Nota: 6 (de 10)

domingo, 9 de febrero de 2014

La Lego película (The Lego Movie)

Se trata de la creación oficial que Lego ha realizado sobre su famoso juego de construcción, tras haberse publicado durante años cientos de cortometrajes y fanfilms "no oficiales" realizados por fanáticos de Lego. El filme se ha hecho desear... y la espera ha valido la pena. Esta película cuenta una historia realmente original con muchos guiños que son sorprendentemente adultos, en cuanto a factores de alienación de la sociedad, los deseos, la libertad, etc. y mezcla los conceptos de realidad con los de juego y fantasía de una manera curiosa e inteligente. Todo ello salteado por varios divertidos gags que a los niños gustarán sin duda. La animación es estupenda, ya que aunque la cinta ha sido realizada mediante generación por ordenador, los directores Philip Lord, Chris Miller y Chris McKay han imitado la técnica de stop-motion típica de los cortos realizados por los fans de Lego, y el resultado es perfecto, como si la hubieran rodado con muñecos de verdad. Por si fuera poco, el 3D es muy bueno y lo mejor es cómo unas supuestas figuras de plástico semirrígidas pueden tener tanta expresividad -algunas por cierto podrían considerarse como auténticos cameos-. Si a esto le añadimos que el colorido universo y la trama están acompañados con buena música, el resultado es una estupenda película para llevar a hijos y sobrinos permitiendo el disfrute de los adultos. Divertida y original.

Nota: 7 (de 10)

sábado, 8 de febrero de 2014

Nebraska

El director Alexander Payne, que ha realizado grandes películas como "Los descendientes" (2011) o "Entre copas" (2004), rueda una cinta ambientada en la norteamérica interior, con excelentes tintes de costumbrismo estadounidense. Payne la ha rodado en blanco y negro con una magnífica fotografía que da a la producción un estilo nostálgico estupendo. Gran parte del filme es una roadmovie y resulta curioso ver los paisajes y carreteras americanas con un decadente tono grisáceo que impide saber si se trata de campos verdes o secos, lo que queda a la imaginación del espectador. Las conversaciones, gestos y caras de la gente son fantásticos con una grandísima labor de guión y un impecable trabajo de interpretación de Bruce Dern -como un viejo cabezota soñador y perdido-, el actor Will Forte -sorprendente como un hijo semidesencantado de la vida-, la madre June Squibb -tremendo torbellino de la tercera edad-, Stacy Keach -conocido en TV como el abogado de Breaking Bad-, o el viejo Bob Odenkirk. Todos ellos, incluidos los más secundarios de todos, están increíbles. La historia va ganando peso con cada escena y hay momentos que tocan la fibra con una maestría que demuestran la madera de buen cineasta de este director. Gran película.

Nota: 8 (de 10)

viernes, 7 de febrero de 2014

Jack Ryan: Operación Sombra (Jack Ryan: Shadow Recruit)

De nuevo vuelve a las pantallas el agente Jack Ryan de las novelas de Tom Clancy, al que ya encarnaran Alec Baldwin, Harrison Ford y Ben Affleck desde 1990 hasta 2002. Esta vez ha sido Chris Pine -el moderno Capitán Kirk de la nueva saga de Star Trek- quien se ha metido en la piel del famoso espía, y ha sido Kenneth Branagh el encargado de dirigirla. La película es la clásica cinta de espionaje con persecuciones e infiltraciones peligrosas, con intentos de malvados de manual por destruir a los buenos... y de los buenos por salvar a todos del desastre, de modo que no ofrece nada nuevo. Pero al menos el filme está rodado con oficio, e incluso con cierto agradable estilo noventero, y se nota que Branagh es buen cineasta. Los actores que acompañan a Chris Pine, son Kevin Costner, el propio Kenneth Branagh y Keira Knightley. Todos ellos están correctos para lo que es una película de este tipo. Curiosamente no abundan los efectos especiales, pero lo que se ve funciona bien. Una película palomitera para pasar un rato agradable.

Nota: 6 (de 10)

domingo, 2 de febrero de 2014

La gran estafa americana (American Hustle)

El director David O. Russell, que nos regaló la estupenda película "El lado bueno de las cosas" (2012), vuelve a reunir a casi todo el elenco de aquella para realizar lo que mejor hace Russell: dirigir actores. En este caso nos cuenta una historia de estafas y rebuscados planes -a veces algo embarullados- que algunos momentos parece tomar referencias de "Casino" (1995) de Scorsese o incluso de "El golpe" (1973) o de otras películas de fraudes y timos varios. El filme está ambientado en 1978 con lo que uno de los más llamativos factores ha sido la estética setentera, especialmente los peinados y vestimenta estrafalaria de aquella época, además de una buena banda sonora que acompaña muy bien el conjunto. Los actores, Christian Bale -que vuelve a engordar aquí tremendamente-, Bradley Cooper -de nuevo bipolar y con unos rizos imposibles- o Jeremy Renner están muy correctos, pero lo mejor es el estupendo trabajo de Amy Adams -aunque es difícil no distraerse con sus escotazos imposibles- o la gran Jennifer Lawrence, que gana cada vez más puntos. Todo está bien condimentado además con algunas apariciones de grandes actores como Louis C.K., Michael Peña o Robert De Niro. Quizá la cinta vuelve a pecar de exceso de metraje, como le ocurría a "El lobo de Wall Street", pero aún así es una muy buena película.

Nota: 7 (de 10)