martes, 28 de marzo de 2017

El bar

Álex de la Iglesia estrena su nuevo largometraje tras sus últimos filmes -"Mi gran noche" (2015) y "Las brujas de Zugarramurdi" (2013)-. Con esta cinta el director nos arrastra de nuevo a su mundo de tintes esperpénticos y neocostumbristas que tanto le gustan. Como en otras de sus obras, el inicio de la película es muy potente. Ahora bien la trama, a pesar de estar repleta de eventos, sucesos y cada vez más acción, va perdiendo algo de fuelle -y realismo- a medida que el filme avanza. Desde la mitad de la cinta el relato vuelve a desvariar como suele ocurrir en algunos de sus últimos filmes. No obstante la historia es curiosa, cuenta con momentos de estupenda tensión y posee divertidos e interesantes diálogos entre personajes. El elenco de actores está encabezado por Blanca Suárez y Mario Casas, y ambos están bien acompañados por Secun de la Rosa, Carmen Machi, Jaime Ordóñez o Terele Pávez. Todos cumplen bien y trabajan en la línea habitual del director, aunque alguno a veces puede parecer algo sobreactuado. Una entretenida película aunque que me temo que sólo la disfrutarán en su justa medida los habituales seguidores de nuestro querido Álex.

Nota: 6 de 10

miércoles, 22 de marzo de 2017

Zona hostil

Curiosa película de género bélico clásico no muy habitual en la cinematografía española. Es especialmente grato encontrar un filme como éste muy trabajado que trata la labor de los militares españoles de un modo bastante aséptico, sin buscar la venta de ideologías. La ha dirigido el debutante Adolfo Martínez Pérez, quien venía de trabajar en superproducciones de Hollywood llevando por ejemplo la segunda unidad de dirección en "Terminator: Salvation" (2009). Se trata de una cinta, basada en una historia real, que narra el trabajo de una misión española en Afganistán protegiendo un convoy norteamericano, a la que se suma otra posterior de rescate, tras complicarse todo en un ambiente muy hostil. La película muestra el modo de funcionamiento de los militares de una manera muy interesante. El planteamiento de la historia es muy claro y sin adornos -la pelicula no dura más de hora y media-, con un buen manejo de la tensión. La interpretación de los protagonistas Ariadna Gil y Roberto Álamo, además de los secundarios Raúl Mérida o Antonio Garrido, es estupenda. Hay un par de actores de reparto con pequeños papeles que desentonan ligeramente, al tratarse aparentemente de unos pocos militares reales que no son actores profesionales, pero el grueso del elenco es muy bueno. Los efectos especiales están a la altura y los equipos de la misión que aparecen (helicópteros de carga, de ataque, vehículos de transporte, etc.) son verdaderos, lo que da un agradable toque de autenticidad a la cinta. Recomendable no perderse los títulos finales, en los que aparecen fotos y vídeos de la historia real y los soldados que la vivieron. Buena película bélica.

Nota: 7 de 10

martes, 21 de marzo de 2017

Gold, la gran estafa (Gold)

El director Stephen Gaghan, que rodó la interesante "Syriana" (2005), vuelve tras las cámaras para contarnos una historia inspirada en hechos reales ambientada en los años ochenta. Se trata de la aventura de un hombre de negocios caído en desgracia que busca volver a enriquecerse intentando encontrar oro en Indonesia. La trama sumerge al espectador en las vivencias del personaje y no lo suelta hasta el mismísimo final. Y mucha culpa de ello, aparte de deberse a un trabajado guión con algunos buenos giros, es el enorme talento del protagonista Matthew McConaughey, que está magnífico en su papel de imparable negociante zafio, viviendo al filo de la navaja financiera. Él solito acarrea el filme a sus espaldas, pero los secundarios -Edgar Ramirez, Bryce Dallas Howard o Corey Stoll- están más que a la altura y todos ellos crean un estupendo universo de grandes personajes. La ambientación de la época, y especialmente la música, acompañan fenomenalmente la historia. La verdad es que se trata de una película muy recomendable.

Nota: 7 de 10

lunes, 13 de marzo de 2017

Kong: La isla calavera (Kong: Skull Island)

Se trata de una película que vuelve a traer a las pantallas el mito de King Kong. En este caso está ambientada en el Pacífico durante los años 70, al final de la Guerra de Vietnam, y lo bueno es que el director Jordan Vogt-Roberts no engaña; sencillamente da lo que la película promete: acción y una buena excusa para atiborrarse de ricas palomitas. La historia es una especie de mezcla entre "Parque Jurásico" y "Apocalypse Now" -con perdón del gran Coppola-. El guión tiene bastantes trampas y unos cuantos fallos, pero si uno se deja llevar por la trama puede disfrutar perfectamente de la aventura que nos cuenta. La música de la época está magníficamente elegida y los efectos especiales -a destacar el propio Kong- son estupendos con buenos momentos de acción pura y dura. Los protagonistas Tom Hiddleston y Brie Larson no lo hacen mal y siempre se agradece ver por allí a grandes actores como Samuel L. Jackson o John Goodman -a quienes se les ve encantados de recoger el cheque que les espera-. Es una cinta honesta dentro del género, entretenida y sin grandes pretensiones que sirve para pasar un rato divertido y a otra cosa.

Nota: 6 de 10

lunes, 6 de marzo de 2017

Logan

El director James Mangold ha tenido peculiares altibajos de calidad cinematográfica creando buenos filmes como "Copland" (1997), "En la cuerda floja" (2005) o "El tren de las 3:10" (2007) e infumables castañas como "Kate & Leopold" (2001) o "Noche y día" (2010). En esta ruleta rusa suya ha entrado en juego la nueva película sobre Lobezno y... el riesgo ha valido la pena. Salvando las distancias, "Logan" es a la saga X-Men casi lo que "Batman begins" lo fue a la de Batman. El planteamiento de la historia es una magnífica roadmovie con un envejecido Lobezno en declive junto a un Xavier nonagenario, ambos en la clandestinidad, viviendo en un distópico mundo que les ha dado la espalda. Hugh Jackman interpreta su papel favorito aún con más maestría si cabe, Patrick Stewart lo mismo y la jovencísima Dafne Keen ha sido un fichaje perfecto que a veces pone los pelos de punta. Además el actor Boyd Holbrook -a quién hemos visto en "Narcos"- está igualmente fenomenal. La trama va ganando fuerza desde su inicio y tiene momentos bien medidos en los que se desata la acción a mansalva (de hecho, para los papis, hay mucha mucha violencia visual). Los amantes de los comics que hayan leído "El Viejo Logan", en el que está teóricamente basado el filme, encontrarán muchas similitudes aunque no verán por allí al viejo y ciego Ojo de Halcón (por los dichosos derechos entre Marvel y Fox). No obstante es un peliculón a no perderse.

Nota: 8 de 10

miércoles, 1 de marzo de 2017

Manchester frente al mar (Manchester by the Sea)

El director Kenneth Lonergan nos lleva a la zona costera de Boston y nos cuenta una historia enmarcada entre cielos nublados, gaviotas y casas de madera pintada. La película está sólidamente cimentada en un guión escrito por el propio director y que es sin duda lo mejor de todo el filme. El conjunto está además maravillosamente apuntalado por la gran actuación del protagonista Casey Affleck, quien soporta la mayor parte del trabajo interpretativo a sus espaldas. Aunque no puede olvidarse que el actor está estupendamente flanqueado por el resto del reparto: Michelle Williams, Kyle Chandler o el joven Lucas Hedges. Es una cinta que trata sobre la pérdida, la culpa y la resiliencia ante el dolor. Es un drama con momentos duros, pero que provoca muecas de sonrisa puntuales mediante el uso magistral de una cierta socarronería muy realista. Su ritmo no es rápido, pero se acopla a la realidad de la acción que narra. La ambientación de esa Nueva Inglaterra con olor a mar es excelente. Una película muy recomendable, aunque no para verla en horas bajas desde luego.

Nota: 8 de 10

lunes, 27 de febrero de 2017

T2: Trainspotting

El británico Danny Boyle, que ha rodado filmes como "Steve Jobs" (2015), "Trance" (2013) o "Slumdog Millionaire" (2008), ha retomado la historia de su película fetiche "Trainspotting" (1996) para contarnos cómo les va a los mismos personajes veinte años después. La cinta recupera a todos los protagonistas y a los mismos actores: Ewan McGregor, Robert Carlyle, Jonny Lee Miller, Ewen Bremner y Kelly Macdonald. Esto hace que resulte cercana al espectador, como volver a reunirse con un grupo de viejos amigos del barrio de la infancia. Todos bastantes años más viejos pero... los mismos colegas. De hecho el director juega claramente con la nostalgia tanto dentro como fuera de la película. Es interesante ver la evolución e involución de los protagonistas durante el tiempo que no hemos sabido de ellos. La trama es menos gamberra y menos rápida que la película original. Se nota la madurez del director en estos años, lo que ha hecho perder algo de frescura a la historia pero a cambio se aprecian interesantes mejoras en el uso de ciertas herramientas cinematográficas, como por ejemplo el excelente modo en el que Boyle maneja los flashbacks y guiños al pasado. La banda sonora también es buena, y es agradable ver de nuevo la ciudad de Edimburgo en pantalla, aunque sea la parte menos glamurosa. Una buena cinta.

Nota: 7 de 10