lunes, 13 de marzo de 2017

Kong: La isla calavera (Kong: Skull Island)

Se trata de una película que vuelve a traer a las pantallas el mito de King Kong. En este caso está ambientada en el Pacífico durante los años 70, al final de la Guerra de Vietnam, y lo bueno es que el director Jordan Vogt-Roberts no engaña; sencillamente da lo que la película promete: acción y una buena excusa para atiborrarse de ricas palomitas. La historia es una especie de mezcla entre "Parque Jurásico" y "Apocalypse Now" -con perdón del gran Coppola-. El guión tiene bastantes trampas y unos cuantos fallos, pero si uno se deja llevar por la trama puede disfrutar perfectamente de la aventura que nos cuenta. La música de la época está magníficamente elegida y los efectos especiales -a destacar el propio Kong- son estupendos con buenos momentos de acción pura y dura. Los protagonistas Tom Hiddleston y Brie Larson no lo hacen mal y siempre se agradece ver por allí a grandes actores como Samuel L. Jackson o John Goodman -a quienes se les ve encantados de recoger el cheque que les espera-. Es una cinta honesta dentro del género, entretenida y sin grandes pretensiones que sirve para pasar un rato divertido y a otra cosa.

Nota: 6 de 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada