sábado, 13 de octubre de 2012

Frankenweenie

Tim Burton vuelve a realizar una película con la técnica de stop motion y retoma el viejo estilo que tanto éxito le ha granjeado en su carrera cinematográfica. En este caso toma como base su primer cortometraje homónimo de 1984 y crea un delicioso filme en blanco y negro sazonado con los viejos ingredientes tétricos y góticos habituales en el director. La cinta está lejos de llegar al nivel de "Pesadilla antes de Navidad" de 1993 o incluso de "La novia cadáver" de 2005, pero el resultado es estupendo. Aunque está ambientado en los años setenta -época de infancia de Burton-, se trata de un agradable homenaje al viejo cine de terror de los años treinta y cuarenta y se pueden percibir ciertas muestras autobiográficas, así como algunos toques críticos con la sociedad "habitual" frente a chavales que se consideran "diferentes". Los personajes están bastante bien construidos, la calidad gráfica es excelente con un correcto 3D, y los escenarios, maquetas y figuras son magníficos. No llegará a ser película de culto, pero el resultado es un soplo de aire fresco tras la decepcionante "Sombras tenebrosas". Divertida y agradable.

Nota: 8 (de 10)

1 comentario:

sofia martínez dijo...

Coincido totalmente con que esta película es una claro y hermoso homenaje a ese clásico Cine de terror que tanto le gusta a Burton. Con un amplio repertorio de elementos esta película realmente se disfruta. No dejen de verla es ampliamente recomendable no sólo para el público infantil sino también para los adultos amantes de lo fantástico.

Publicar un comentario