sábado, 15 de febrero de 2014

Robocop

27 años después de la película original "Robocop" (1987) de Paul Verhoeven, convertida ya en clásico de la ciencia ficción, el brasileño José Padilha -director cintas como "Tropa de Élite" (2007)-, se ha atrevido a realizar un remake con un resultado más que digno. La nueva versión pierde esa mentalidad de oscuridad, soledad, suciedad y sordidez ochentera de la primera y se centra mucho más en las consecuencias y problemática familiar del policía Murphy que en la mera crítica política. El director muestra un Robocop modernizado y -de modo inteligente- incluye varios factores más frescos que compensan de algún modo la pérdida. Se trata de una película más luminosa y con buenos efectos especiales. El elenco de actores es estupendo y trabajan todos realmente bien, incluyendo al protagonista Joel Kinnaman -cuya labor sustituyendo a Peter Weller no era fácil-. Todos, Gary Oldman, Michael Keaton, Abbie Cornish, Samuel L. Jackson o Jackie Earle Haley cumplen más que dignamente. Con todo ello, el resultado evita pensar que esta nueva cinta pueda ser un sacrilegio. Es una buena película de acción futurista.

Nota: 6 (de 10)

2 comentarios:

Héctor Álamo dijo...

Pues en esta ocasión yo no puedo evitar pensar en el sacrilegio.
Quizá es la distancia la que me hace echar de menos en este remake la estética dura de metal abollado, los tan ácidos anuncios futuristas en cada capítulo de la saga, o el gesto tan de Robocop de girar la pistola en la mano estilo cowboy. Quizá es que las películas de hace tanto (demasiado) tiempo se recuerdan con más cariño. Quizá es que adoraba ese Detroit tan parecido a los escenarios de Mad Max. Quizá es que echo de menos que, con sólo despedir a un cargo corrupto, se pudiera anular la directriz cuatro y freírle a tiros.
"Mis amigos me llaman Murphy... Usted llámeme Robocop".

Miguel dijo...

Sí! Se echan en falta muchas cosas en esta versión, jejeje. Y yo especialmente los anuncios del inicio de la peli antigua! ;)

Publicar un comentario